Dependencia


 

¿Afecta la Ley de la Dependencia a los niños menores de cuatro años?


Sí. Podría pensarse que están exentos de esta regulación por la dependencia propia de su corta edad, pero no es así. Como en el resto de etapas de la vida, existen grados y están regulados. La Disposición adicional decimotercera de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia, regula la protección de las personas menores de tres años y establece a efectos de valoración una Escala de Valoración Específica (EVE). A partir de los 36 meses, todas las personas deberán ser de nuevo evaluadas con el BVD (baremo evaluación de dependencia).



 

¿Qué diferencia hay entre la Ley de la Promoción de la Autonomía Personal de la Dependencia) y la de Servicios Sociales? ¿Por qué se tramita la segunda existiendo ya la primera?


La mal conocida como Ley de la Dependencia (Ley de la Promoción de la Autonomía Personal) está incluida en los servicios sociales y, por lo tanto, lo estaría en el ámbito de la futura Ley Aragonesa de Servicios Sociales; aunque, por motivos de diversa índole, ésta se aprobara primero. Los servicios sociales son el cuarto pilar del estado del bienestar y su influencia va más allá de las personas dependientes: personas con discapacidad que no están en situación de dependencia durante su vida diaria, menores, inmigrantes, colectivos en riesgo de exclusión. Mientras, la Ley de la Promoción de la Autonomía Personal atiende a las personas con o sin discapacidad, pero que se encuentran en situación de dependencia en su día a día. Este matiz se establece a través de un baremo recogido en Real Decreto y no tiene efecto sobre aquellas actividades que van más allá de las básicas de la vida diaria.