Discapacidad al volante


Nov 18, 2020

Discapacidad al volante

Sacarse el permiso de conducir es un objetivo para muchas personas por la autonomía e independencia que proporciona, o por la necesidad al acceder al mundo laboral. La discapacidad no está reñida con la conducción, pero muchas veces existen obstáculos que impiden, dificultan o desaniman el comenzar con el proceso de obtención del permiso de conducir. Y es que son muchas las dudas que se plantean…
¿Cumplo con las condiciones necesarias? Para sacarte el carnet de conducir debes tener cumplidos los 18 años, residir en España y superar tres exámenes: psicofísico, teórico y práctico. Aunque no todas las condiciones son compatibles con la conducción, por lo que deberás acudir a un centro de reconocimiento donde emitirán un informe personalizado a tu discapacidad y te indicarán si eres o no apto o apta para la conducción. O si lo eres pero con condiciones restrictivas, en cuyo caso deberás acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente para verificar las adaptaciones que tendrás que incluir en tu vehículo. 
¿Encontraré una autoescuela adaptada? Debes tener en cuenta no sólo la necesidad de contar con un vehículo adaptado sino también la accesibilidad en las clases teóricas. Respecto al vehículo, en algunas ocasiones la única condición es que el coche sea ‘automático’, pero otras veces debemos disponer de un vehículo adaptado a nuestras necesidades. Y la búsqueda no siempre es fácil ya que no en todas las localidades existen autoescuelas con vehículos adaptados y no todas las adaptaciones sirven para todos los tipos de discapacidad.
¿Y en el examen? El vehículo con el que te examines debe cumplir con las adaptaciones obligatorias que necesitas. La persona que te examine comprobará que cumples con las condiciones necesarias que se incluyen en el informe de reconocimiento. Por cierto: no cuesta más dinero obtener el permiso de conducir no ordinario, pero puede ocurrir que se deba renovar con más periodicidad.
¿Y si ya disponía de permiso de conducir y me ha sobrevenido la discapacidad? En ese caso no tienes que volver a superar ningún examen, ya que se considera una renovación del permiso de conducir ‘extraordinaria’. Debes acudir a tu centro de reconocimiento para que acredite si continúas siendo una persona apta o no para la conducción y qué condiciones o adaptaciones tienes que realizar en tu vehículo.
Y por último, el coche. En función de las condiciones exigidas, necesitarás realizar algunas adaptaciones a tu vehículo para adecuarlo a tus necesidades personales, siempre de manera homologada y superando la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Las adaptaciones al vehículo pueden incrementar el precio, pero existen convocatorias de ayudas específicas. En el Centro de Apoyo Social de Fundación DFA pueden asesorarte sobre estas ayudas con cita previa en el 976 59 59 59.