Zaragoza adaptará más de 1.000 pasos de peatones para conseguir unas aceras plenamente accesibles


Feb 13, 2020

Plan Bordillos Ayuntamiento de Zaragoza Fundación DFA ONCE
El Ayuntamiento de Zaragoza quiere impulsar la mejora en la accesibilidad peatonal en toda la ciudad durante esta legislatura y para ello ha aumentado la partida presupuestaria con la que se pondrá en marcha un plan específico de ‘mejora de la accesibilidad’. Con este plan, en el que trabajan de forma coordinada con Fundación DFA y ONCE, se adaptarán todos los pasos de peatones para lograr que todas las aceras estén rebajadas y sean, por tanto, plenamente accesibles.
Según los datos proporcionados por el Ayuntamiento, en Zaragoza existen un total de 15.761 pasos de peatones de los cuales el 90% ya dispone de aceras rebajadas. En este plan conjunto se plantea abordar tanto el rebaje de los más de 1.000 pasos pendientes como adaptando los pasos peatonales que, a pesar de estar rebajados, no son accesibles desde la perspectiva sensorial, es decir, no disponen de pavimentación podotáctil que facilite la movilidad de personas con dificultades visuales. Para ello, se han iniciado reuniones de coordinación entre el Ayuntamiento de Zaragoza y los agentes sociales implicados, Fundación DFA y ONCE, con el objetivo de coordinar conjuntamente los criterios a seguir y priorizar las actuaciones.
La consejera de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente, Patricia Cavero, ha recordado que «esta iniciativa hará que Zaragoza esté en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para el 2030. En el Presupuesto municipal para el 2020 se ha incluido la aplicación presupuestaria “Conservación de viario público y mejora de accesibilidad”, con un importe de 5.180.000 euros, incrementándose en un 60% respecto a la partida anterior».
Por su parte, Marta Valencia, presidenta de Fundación DFA, ha destacado que «quedan algunas zonas de centro donde se realizaron en su día rebajes pero no a cota cero, y también barrios como Oliver o Casetas que están mucho más necesitados de estas obras».
José Luis Catalán, presidente del Consejo Territorial de la ONCE, ha agradecido al Ayuntamiento su sensibilidad con las personas con movilidad reducida o discapacidad porque «no pueden existir elementos que impidan llevar una vida normalizada».